A todos los chicos de los que me enamoré, de Jenny Han.

A todos los chicos de los que me enamoréLara Jean Song ha escrito una carta a cada una de las personas que se ha enamorado, con el fin de terminar de dar por terminado sus sentimientos. Las ha guardado en una sombrera y ha decidido guardarlos. Cuando accidentalmente las cartas son enviadas, la vida de Lara Jean se ha vuelto una revuelta de celos, intrigas y el regreso de personas que Lara Jean nunca esperaría.

Lo primero que pensé cuando me di cuenta que iba a ser una historia de finjamos ser novios fue “Esto me suena a fanfiction”. Aunque jamás me he leído una historia de este tipo (más por indiferencia que por otra cosa), decidí darle la oportunidad y no me arrepiento: Han sabido cómo sacarle provecho a la historia, sin quedarse estancada en el cliché, para dejarte atrapado en una historia que te hará reír, llorar y un final que, ciertamente, hará sufrir a muchos.

Sobre los personajes puedo hablar miles de horas y no cansarme. No solo admiro el hecho que ninguno de ellos haya sido una calca de la trilogía anterior, cosa que caen los autores muy fácilmente; sino lo humanos que pueden llegar a ser.

Tenemos a Lara Jean, que puede parecer el estereotipo de chica buena, pero realmente es una chica que ha vivido idealizando a su hermana Margot y desea ser igual de buena que ella. Poco a poco empieza a ganarse su propia independencia y abrirse a una nueva perspectiva de la vida, sin dejar la dulzura de un principio. Luego tenemos a Peter, que es imposible no enamorarse de él: carismático, gracioso, siempre con una aventura adelante y sacando de su área de confort a nuestra hogareña Lara Jean.

La familia de Lara Jean es un factor importante en la historia, algo que no es muy común en los libros juveniles. La dulzura de su padre, el carácter determinado de Kitty, las  menciones de su herencia coreana hace de la lectura interesante, llevadera y alegre.

Mientras tanto, Margot y Josh son dos personajes de los cuales tengo una relación bastante tensa. No sé si es el hecho que Lara Jean deja de idealizarlos lo que provoca que sus acciones me parezcan más pesadas que en un principio o realmente son bastante santurrones para mi gusto.

Los únicos peros que puedo encontrar en la historia es el hecho de Lara Jean no se haya dado cuenta quien ha enviado sus cartas (algo un tanto obvio) y que no hayan mencionado mucho de los novios anteriores de  Lara Jean.

En resumen, tenemos una historia sencilla y fácil de leer, con personajes adorables y una protagonista que ciertamente crece a lo largo de la historia para descubrir su independencia y su propio yo.

Puntuación: 4/5

Reseña escrita por Andrea Arciniega.
Edad: 17 años
Nacionalidad: méxicana

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!