Adiós, Volodia, de Simone Signoret

Adiós, Volodia, de Simone SignoretComplicado conseguirlo hoy por hoy. Lo tenía y lo regalé, pero sin duda uno de los libros más hermosos que he leído a lo largo de mi vida y puedo asegurar que leí muchos.

Simone Signoret era una actriz francesa nacida en Alemania de origen judío-polaco por parte de madre y de padre francés pero criada y educada en París en los ambientes intelectuales de la época y donde ella cambiaría su apellido judío por uno francés. Llegó a convertirse en uno de los mitos del cine galo de post guerra tanto por sus interpretaciones como por sí misma y su carrera como intelectual. Ganó un oscar por su interpretación en “un lugar en la cumbre” así como muchos más premios de gran prestigio.

Murió en 1985, año en el que se publicó su novela póstuma “Adieu, Volodya” y… ¿qué es Volodya?. Es el símbolo de la libertad perdida, de los recuerdos, de la continuidad de las tradiciones y sobre todo de la dignidad, que las más brutales circunstancias han hecho que el pueblo judío buscase su identidad contra viento y marea, primero escapando de los temibles de Polonia y Ucrania y más tarde del repugnante período de ocupación Nazi. La nostalgia, el miedo, la angustia que subyacen en los personajes que desfilan en la obra, no robará la BELLEZA que como contrapunto curioso impregna todas las páginas de un relato que atrapa al lector y hace casi imposible dejar la lectura de ante todo y por encima de todo, una hermosísima historia de amor y sobre el amor. Porque… ¿Cómo no amar a Volodya?.

Reseña escrita por Maria Jose Conde
Nacionalidad: Española

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!