Babe in Boyland, de Jody Gehrman

libroCuando la estudiante de primer año Natalie—O Dra. Afrodita, como ella misma se llama cuando escribe en su columna de relaciones para el periódico escolar—es acusada de no saber nada sobre los chicos y dar malos consejos sobre relaciones a las chicas, ella decide investigar lo que los chicos realmente piensan y quieren. Pero los chicos en su clase no le dan respuestas directas o serias. ¿La única solución? Disfrazarse como un chico y pasar una semana en la Academia Underwood, la escuela privada para varones en la ciudad. Ahí ella aprenderá mucho sobre los chicos y las chicas en maneras que ella nunca esperó—especialmente cuando se enamora de su compañero de habitación de ensueño, Emilio. ¿Cómo puede mostrarle a él que le gusta sin ser descubierta?.

Babe in boyland es uno de esos libros que intrigan sólo con haber leído la sinopsis. Todas queremos saber qué pasa por la mente de un chico, estoy segura. Y hasta alguna de nosotras le gustaría ser uno.

Esta historia la narra Natalie, una amante de la actuación, a quien le gusta tener siempre la razón. Por eso, al ser acusada de no saber nada acerca de chicos, logra anotarse en el instituto disfrazada como uno.

Ahí es donde se encuentra con Emilio. El personaje que vuelve loca a Natalie. Él no es el típico chico arrogante y conocido del lugar, es más bien todo lo contrario. Tiene eso de no revelar ni hablar mucho con la gente, aunque en realidad no se lo considera antisocial (aunque sí sexy).

Por mucho que la sinopsis pueda llegar dar a entender que se base en el problema que ella tiene con Emilio, no es nada sobre eso. Toda la narración es sobre como vive Natalie esa semana dentro del instituto.¡Y sí que vale la pena leer este libro!. ¡No se pueden imaginar lo mucho que me divertí!.

Natalie no es uno de mis personajes favoritos, más bien, no me agradó demasiado. Me molesta las tantas volteretas que le dá al asunto. Hubo veces en las que me tuve que parar para decir: ‘’Natalie, ¿sos estúpida?’’ Es que en verdad hay veces en las que, por más difícil que te sea actuar como hombre, es demasiado bruta llevando su papel a cabo. Más ella que ‘’se considera buena actriz y ama actuar’’.

La autora no nos dá mucha oportunidad de encariñarnos con Emilio, ya que, como dije antes, no se basa tanto en el enamoramiento que hay entre los principales.

El final de la novela era muy previsto, pero me dió la sensación (y es la primera vez que me pasa) de que la autora está realmente satisfecha con la creación de sus personajes. Daba la impresión de que cuando terminara, iba a ser todo tan rápido como si quisiera sacarse el libro de encima. Pero en realidad le dió a cada personaje su tiempo necesario
para hacer una culminación muy linda.

También deja ciertas enseñanzas que en las novelas de romanticismo, o juveniles no las hay mucho, y las deja bien plasmadas sin hacer que parezcan cursis ni nada por el estilo:

‘’Interpreta tantos papeles como te sean posibles, pero sé tú mismo en el fondo’’

Me encantó el libro, pero le pongo un puntaje un poco bajo por la desesperación que me dió al principio el personaje de Natalie, (aunque al final encuentre gran parte de su cerebro) pero realmente les recomiendo este libro a todos, ya que vale la pena leerlo para pasar un buen rato riéndose.

Puntuación: 3/5

Reseña escrita por Eyyevve
Edad: 14 años
Nacionalidad: Argentina

Reseña #2

Reseña escrita por Lady Booksbabe in boyland
Edad: 17 años
Nacionalidad: Mexicana

Esta es una historia caóticamente divertida. Combina pasión, emoción, espionaje, romance y un montón de situaciones embarazosas que te harán decir “¡No Puede Ser!” y, si eres una chica con muy buena imaginación, hasta podrías ruborizarte.

Todo comienza cuando Natalie Rowan, escritora de la columna de relaciones de su periódico escolar, se da cuenta que no es la más indicada para el trabajo después de muchas críticas por parte de los chicos, puesto que en su opinión, solo les arruinaba la vida haciéndoselas más difíciles con sus novias o hermanas. Natalie se cuestiona cómo puede dar consejos a cientos de chicas si ella misma no sabe nada de los hombres. Decepcionada pero decidida a ser mejor en la interacción chica-chico elabora un plan de “espionaje” y, con ayuda de sus dos mejores amigas, logra entrar a la academia para chicos cerca de la ciudad. Como todo buen espía ella debe estar de incógnito y ¿Qué mejor forma de pasar desapercibida que volviéndose un chico? Natalie entra decidida a descubrir por qué los chicos actúan como tal y en una semana sufriendo con sujetadores apretados, calcetines en sus pantalones, urinarios y compartiendo habitación con un ardiente Mexicano ella entenderá que a veces tanto el cromosoma Y como el X son complicados.

Este libro te abre los ojos a la realidad de las relaciones a los 17 años. Me agrada la forma tan natural, fresca y espontánea que la autora le da a los diálogos entre los personajes. Algunas veces podía identificarme con las bromas y eso es lo que te atrapa, que es algo familiar y aun así innovador y divertido, y no hablo sólo de que me sacara una sonrisa, me refiero a toda una carcajada. Este es uno de esos libros que te hace disfrutar el leerlo y no querer soltarlo porque siempre estás esperando el momento en que al dar vuelta a la página ella sea descubierta y echada a patadas de la academia. Los personajes tienen identidades muy definidas, bueno, tan definidas como chicos de entre 16 y 18 años pueden tener, pero son los que le dan vida a cada capítulo.

Para mí fue entretenido leerlo y solo podía pensar en los pantalones que tenía la protagonista para meterse en ese tipo de drama. Si eres una chica te encantará este libro; por otro lado si eres un chico no puedes perderte la oportunidad de leer cada uno de los ridículos que nuestra querida Natalie está dispuesta a pasar con tal de descubrir la verdad.

PUNTUACIÓN 5/5

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!