Contra el viento del norte, de Daniel Glattauer

Este libro me parece muy singular ya que se desarrolla en los correos electrónicos que intercambian los dos personajes principales: Leo Leike y Emmi Rothner. Son dos personas diferentes entre sí: él es tímido, noble, y encantador, ella, egoísta y mordaz. Comienzan una amistad virtual por una equivocación, un “error de dedo”, cuando Emmi trata de cancelar una suscripción a una revista y se equivoca al teclear la dirección, enviando el mensaje a Leo y se convierten rápidamente en amigos, a pesar de que no se conocen en persona.

Me parece una idea muy original  que su relación es siempre por correo electrónico, nunca cara a cara, ellos crean poco a  poco un “mundo virtual privado” en el que solamente hay lugar para ellos dos. En sus mensajes se cuentan detalles de sus vidas, incluso aspectos íntimos; conocen cada aspecto uno del otro, excepto su apariencia. Es una bonita amistad en donde hay confianza, cariño, reclamos e incluso peleas.

La narración se lleva un 10. Por la forma en que está escrito el libro, resulta interesante que permite al lector satisfacer ese deseo oculto, casi innato en las personas, de leer correspondencia ajena. Hay momentos muy intensos en los que no puedes dejar de leer, y te puede llegar a desesperar cuando no hay respuesta de la otra parte. Sientes la misma ansiedad que el personaje que espera respuesta. Sientes con ellos la tristeza, la alegría, y el dolor que experimentan. E incluso empatía en los momentos difíciles.

Respecto a los personajes, son pocos, mayormente solo intervienen Emmi y Leo (un personaje tiene una aparición importante), los demás solo son mencionados en los mensajes, no hay mucho que decir de ellos, pero tienen su importancia (algunos no mucha).

A Leo y Emmi los amas a momentos y los detestas en otras ocasiones. También hay momentos en que envidias su amistad, otros en los que ya quieres que dejen de hablarse, quisieras sugerirles–mayormente a Leo-  que bloqueen al otro para no recibir más sus correos electrónicos, pero sabes que una amistad así merece un final decente.

Hacia el final del libro, ocurre algo inesperado que amenaza la amistad de ambos y te mueres por saber cómo lo resuelven.  El final me ha parecido bastante bueno, aunque es sorprendente que las cosas sucedan de ese modo. Y para quienes no les ha convencido y quieren algo más, la historia de Leo y Emmi continúa en Cada Siete Olas.

Lo bueno de esta historia es que es muy fácil y rápido leerla, así que si no te gusta, no habrás invertido mucho tiempo. Y si te gusta, puedes leer la continuación igualmente rápido y como si se tratase de un solo libro. Aunque debo admitir que puede llegar a estresar si la tomas muy en serio, es recomendable para tener una lectura ligera y entretenida.

Lo único malo es la portada, sinceramente me negaba a leerlo por la portada, es muy repelente.

Puntuación 5/5

Reseña escrita por: Estefanía Guevara Leal
Edad: 21 años
Nacionalidad: Mexicana

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!