De la misma pasta, de Óscar Cabrera Sanz

El último Premio Kutxa Ciudad de San Sebastián (España) galardonó, entre 244 obras procedentes de 27 países, la obra teatral De la misma pasta del español Óscar Sanz Cabrera, dándole a conocer en los ambientes teatrales, puesto que solo acumulaba como experiencia teatral el estreno de La partida en 2011. El codiciado premio ha sido un impulso a su dramaturgia emergente, puesto que Sanz tiene en su haber una tercera pieza, El último mordisco.

La acción de De la misma pasta transcurre en Barcelona en 1991. Tres hermanos, cada uno con su drama a cuestas, y su madre protagonizan la pieza: Esteban, víctima del acoso sexual de su padre, sufre una discapacidad mental y sobrevive vendiendo libros viejos; Lucas, no tiene ni oficio ni beneficio, está enganchado al alcohol y malvive de lo que sustrae a los que le rodean; María, la hija menor, trabaja en una pastelería y se marchó de casa siendo adolescente; y Luisa, la madre, ahoga sus penas en alcohol mientras soporta el día a día con resignación y sin ánimo alguno de solucionar las diferencias entre sus hijos.

Estamos ante una familia rota por los egoísmos y las carencias, repleta de taras por méritos propios, amparada en el vicio como vía de escape de una realidad, que no tiene un lugar para ellos, y de un mañana que no les depara nada interesante. Es una relación imposible, el odio y el rencor habitan en sus mentes desde hace demasiado tiempo: “Si no controlas ese orgullo te saldrá pus del corazón” le dice Lucas a su hermano Esteban. Sin embargo, el conflicto de intereses estalla cuando trasciende el delicado estado de salud de la madre. El duelo de tiburones empieza para ver quién se queda con la escasa herencia, un botín al fin y al cabo, y los errores del pasado empiezan a aflorar en cuanto los personajes no cumplen con sus propias expectativas.

Sin embargo, el rumbo del dinero les guarda una sorpresa y la vida, un destino inexorable. El lector se queda con un sabor a hiel en los labios justo en el momento en el que las aguas habían vuelto a su cauce, justo en el instante en que la paz entre los hermanos se había firmado a causa de la inesperada derrota en la pugna por la herencia, justo en el minuto en que la ternura de la madre hace mella en el helado corazón de sus hijos. El español Sanz Cabrera demuestra conocer los entresijos de la carpintería teatral, maneja con acierto la tensión dramática y se destapa como un dramaturgo a seguir de cerca.

Puntuació 3/5

Reseña escrita por: Carlos Ferrer
Edad: 37 años
Nacionalidad: Española

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!

    1. Lectura 04/03/2014

    Add Your Comment