Escritores Aficionados #289: Desventajas del amor, de Lara Siscar

Titulo del escrito: Desventajas del amor
Tipo de escrito: Relato
Nombre: Lara Siscar

Amor-desventajasSi algo he aprendido en estos diecisiete años de vida es que nada es para siempre.  Los cigarros se consumen, las sonrisas se desvanecen, la morfina deja de gustarte y el amor se acaba.  Bueno, no es que se acabe.

Es que el amor es una mierda.

Todas las cosas que en un principio nos parecen bonitas tienen su final y su parte oscura.  La parte oscura de nuestro tórrido romance fue la rubia platino por la que me cambiaste y el hecho de que eras un asqueroso mujeriego. Tenía que haberlo visto venir.

Y, aún así, siento que la culpa es mía.

Esta mañana me desperté con un gran sentimiento de tristeza. Y nostalgia.

Mucha nostalgia.  Volví a recordar aquellos tiempos que ya me parecen tan lejanos en los que ambos éramos uno.  Éramos unos simples críos jugando a amar. Pero, por desgracia, te quiero. Eso hace que los eche de menos.

Añoro esos días en que vernos a escondidas era un juego de niños. Añoro sentir que en mi mente solo hay espacio para ti. Añoro que me necesites a tu lado; que quieras de mis caricias, mis besos y de mis abrazos a cada hora.   Extraño que mi corazón amenace con desbocarse cada vez que te acercas a mí, que el aroma de tu piel nuble mis sentidos y me haga temblar entera, que tus cálidos abrazos me hagan cerrar los ojos lentamente y sentir que la distancia no existe.

Extraño tanto tus dulces besos.  En aquellos momentos deseaba que el tiempo se parase para poderte besar eternamente. Hoy desearía volver atrás para poder seguir juntos por siempre,  sin que nadie nos separe otra vez.

Y por mucho que me cueste aceptarlo, te sigo extrañando, ¿sabes?  Sigo  extrañando esos momentos. Sigo echando de menos todas esas veces en que me sonreías sin ninguna razón mientras apoyabas mi cabeza en tu regazo y me acariciabas dulcemente el pelo.  Sigo echando de menos todas las veces que tus ojos me miraban así, cada vez que pronunciabas mi nombre de esa forma tan tuya. Y tus “te quiero”.  Tus falsos “te quiero” , me temo.  Pese a todo, ese tiempo era genial. Recuerdo que quería estar junto a ti hasta el final.

Puede que en estos momentos esté destrozada, que mis mejillas estén encharcadas y mis ojos enrojecidos y que no haya consuelo en este mundo que me haga dejar de sentirme así.  Si, definitivamente te extraño. Pero, como en cada nuevo reto que la vida te pone, podré superarlo. Conseguiré pasar página y estar mejor.  Puede que ahora no, ni mañana, ni el mes que viene.  Pero lo estaré, ya lo creo.

Lo estaré.

¿Te ha gustado este escrito? LeerLibrosOnline.es premia a los ecritos más populares.

Puedes ayudar a Joyce a convertir su escrito en el más popular dejando un comentario o compartiendo esta publicación en tus redes sociales.

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!