Distorsión, de Lorri Benson y Taryn Benson

distorsión

 

Los trastornos alimentarios conforman un complejo abanico de enfermedades que afectan a las jóvenes de hoy. Los Benson se sumergieron en esta pesadilla el día en que Lorri descubrió a su hija Taryn vomitando en el baño luego de la cena. Este suceso desencadenó una serie de acontecimientos tumultuosos: terapias e internaciones hospitalarias, mentiras y desconfianza entre familiares, dolor y preocupación de todos los involucrados. Éste es el primer libro que muestra las dos caras de la historia: las perspectivas de madre e hija se alternan en el relato de la lucha contra la enfermedad. El lector se convierte así en testigo de un contrapunto por momentos pavoroso. Es tan falsa la imagen que Taryn tiene de su cuerpo como la de Lorri sobre su hija. Sólo cuando juntas alcancen una comprensión cabal de la gravedad del problema, Taryn comenzará el camino de su recuperación.

Empecemos por aclarar que la obra nos narra una historia real, verídica, desde el punto de vista de la madre y también de la hija. La complicada historia de vida de Taryn, una adolescente con problemas alimenticios que hicieron esta etapa algo más difícil. Vemos como poco a poco se sumerge en la enfermedad y cuales son sus pensamientos al proceder de esa manera. Meterse los dedos en la boca. Tirar la comida. Evitar el almuerzo. Todo.

Un punto a favor del libro, es que no solo podemos ver la manera de pensar de la chica enferma, sino también de su mamá, que la ama tanto que le da miedo hacer ciertas cosas y equivocarse, porque es su hija de quien hablamos y ella solo quiere lo mejor.

Los aspectos de la anorexia se ven en todos los sentidos, en Taryn se reflejan perfectamente la manipulación a la que es arrastrada a ejercer por la enfermedad, también el poco autoestima y lo mucho que agrada ser el centro de atención cuando es eso lo que estas buscando. Todas aquellas actitudes malas que conllevan estos errores.

También se deja ver la vida de una adolescente muy común, aunque muy sufrida. Los prejuicios que la empujan abajo la llevan a perderse en drogas y amistades que no tendría que tener. Cada cosa es real y muy bien llevada, factor que pienso que es porque el libro fue escrito por las personas que lo vivieron, lo que lo hace más crudo y fácil de percibir.

Del punto de vista de la madre, tenemos alguien que vive desde afuera la enfermedad de su hija, pero lo sufre con ella. Vemos la desesperación y hasta llegamos a entender esa frase tan cliché que usan los padres “Cuando seas madre vas a entender” porque definitivamente entendemos sus sentimientos. Es tal su manera de trasmitir sus miedos de que a su hija le pasara algo, sus miedos por la familia, por la vida de Taryn, el ansia de no poder hacer nada y las ganas de hacerlo todo.

Se puede decir que se deja ver una realidad por la cual todos podríamos pasar, actitudes y miedos que todos podríamos tener y tragedias que a todos podrían pasarnos.

Se toma la anorexia, bulimia y anemia como el principal tema a desarrollar, sin embargo, no dejamos de toparnos con la vida de una adolescente y todo lo que implica: el instituto, chicas, novios y todo ese drama. Por lo que otro punto a favor, es como en una historia tan fuerte, podamos relajar al momento que vemos a Taryn decir que se peleó con su mejor amiga y decir “Oh, me ha pasado” y así con situaciones como pelear con tu mamá o tener esos días en los que solo quieres estar solo.

Realismo puro señores, y eso me ha encantado. También, la conciencia que nos hace tomar este realismo. Debo reconocer que mete medio de caer en algo así. La lucha por salir y lo empinada que es la subida… si, creo que alguien que lo halla leído se pensará dos veces hacerle caso al espejo o no, cosa que me encantó también. Nos hace caer en la cuenta de lo poco que importa la belleza cuando lo que pones en riesgo es tu salud. Y repito, no solo como nos afectaría a nosotros, sino a la familia, porque con la mamá de Toryn, sin duda uno no puede evitar pensar en su entorno, por eso digo que me pareció genial tener los dos puntos de vista.

Para concluir no tengo más que decir que me encantó; su lenguaje es muy coloquial y sin duda alguna la historia atrapa.

Puntuación: 4/5

Escrita por Romina Ibarra
Nacionalidad: Argentina
Edad: 15 años

Reseña #2

Reseña escrita por lectura
Edad: 40 años
Nacionalidad: Española

distorsión

Taryn Benson es una joven que sufre bulimia desde hace tiempo, pero nadie se ha percatado de ello hasta que un día su madre la encuentra vomitando en el baño… Su familia trata de ayudarla con todas sus armas y cariño, le buscan ayuda psicológica y tratan de llevarla a una clínica, pero Taryn esta convencida de que no tiene ningún problema, vive obsesionada con su peso y se ve gorda, por eso nada más comer lo primero que hace es ir al baño a vomitar para evitar que le engorde lo que acaba de comer, hace mucho tiempo que la enfermedad se le esta yendo del control, y como no acepte rápido la ayuda de su familia tal vez no pueda salir viva de esto. Una familia descontrolada y desbordada por la enfermedad de Taryn, enfrentamientos, mentiras y dolor unidos para tratar de ayudar a una adolescente enferma que pide a gritos ayuda. Esta historia sobre bulimia esta contada muy detalladamente, nos adentra en el mundo de esta terrible enfermedad desde dentro y nos cuenta el infierno que se vive en una familia con un pariente enfermo de bulimia.

 

OPINIÓN PERSONAL

Es una historia muy dura pero real, nos detalla paso por paso lo que pasa por la cabeza de la protagonista, porque come compulsivamente para luego vomitarlo, y que siente en el proceso… La verdad es que la crudeza de los relatos es impresionante, pero son tan reales como la vida misma. El personaje principal de Taryn es chica que te conmueve por su sinceridad, por su forma de decir lo que piensa y porque se siente así, lleva una lucha con ella misma de conocerse a sí misma muy dura, esta llena de complejos e inseguridades que la han radicado a esta enfermedad. Después tenemos los personajes de los familiares, que debido a la enfermedad de Taryn se desunen y empiezan los enfrentamientos, en particular el personaje de la madre Lorri que se siente culpable por lo que le pasa a su hija y no entiende como ha podido llegar a esto sin ella darse cuenta del proceso. La narración es sencilla y ágil contado con un lenguaje mundano muy fácil de entender. La ambientación nos la detallan toda paso por paso y nos hacen meternos todavía más en el mundo de Taryn, esta muy bien lograda. El final aunque muy duro me ha gustado por su realeza y la verdad con que se cuenta. No hay nada que no me haya gustado de este libro, pues lo veo un libro real, contado tal y cómo es, sin tapujos ni medias tintas y eso se agradece.

                                                                      Mi puntuación es 5/5

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!

    1. silvina 29/01/2014
    2. caridad 19/09/2013
    3. gleinsmar 26/08/2013

    Add Your Comment