El Cuaderno de Maya, de Isabel Allende.

El cuaderno de Maya

Reseña # 1

Reseña escrita por: Paula
Edad: 22 años
Nacionalidad: argentina

“Soy Maya Vidal, 19 años, sexo femenino, soltera, sin un enamorado, por falta de oportunidades y no por quisquillosa, nacida en Berkeley, California, pasaporte estadounidense, temporalmente refugiada en una isla al sur del mundo. Me pusieron Maya porque a mi Nini le atrae la India y a mis padres no se les ocurrió otro nombre, aunque tuvieron nueve meses para pensarlo. En hindi, maya significa “hechizo, ilusión, sueño”. Nada que ver con mi carácter. Atila me calzaría mejor, porque donde pongo el pie no sale más pasto”.

Esto es lo que nos encontramos al leer la contratapa de este libro. El mismo es contado por Maya, una adolescente que debió esconderse en Chiloé, Chile, ya que, de encontrarla quienes la están buscando correría un gran peligro. Maya nos habla a través de un diario, en el que mezcla situaciones actuales de su vida en Chiloé y situaciones de su pasado que nos cuentan su historia y el porqué de esconderse sin comunicación alguna con el resto del mundo.

Leí este libro 2 veces, la primera cuando fue publicado y la segunda hace alrededor de 1 mes, y la verdad es que me gusta mucho. Me parece un libro muy interesante, ya que nos permite ver la vidade una adolescente desde su propio punto de vista, como influyen en ella las diferentes situaciones que le van sucediendo, así como también los efectos que pueden las adicciones generar en nosotros (lo que se muestra en este libro de manera muy cruda). Por otro lado, el libro también nos permite conocer muchas cosas de esta isla llamada Chiloé, sus costumbres, su geografía, sus bellezas, por lo que es un buen punto para aquellos que no solo disfrutan de una buena historia sino también de “viajar a través de los libros”.

Sin dudas es un libro que recomiendo mucho porque seguro disfrutarán de su lectura. En cuanto a puntaje le doy un 4/5.

 

Reseña # 2

Reseña escrita por: Cristina López Heredia
Edad: 17 años
Nacionalidad: española

Soy Maya Vidal, diecinueve años, sexo femenino, soltera, sin un enamorado, por falta de oportunidades y no por quisquillosa, nacida en Berkeley, California, pasaporte estadounidense, temporalmente refugiada en una isla al sur del mundo. Me pusieron Maya porque a mi Nini le atrae la India y a mis padres no se les ocurrió otro nombre, aunque tuvieron nueve meses para pensarlo. En hindi, Maya significa hechizo, ilusión, sueño, nada que ver con mi carácter. Atila me calzaría mejor, porque donde pongo el pie no sale más pasto”.

El cuaderno de MayaEstas son las palabras con las que la protagonista de El cuaderno de Maya se presenta. Se trata de una joven de diecinueve años que debe huir a una isla perdida de Chile para ocultarse de su oscuro y escabroso pasado, que iremos descubriendo durante el paso del libro, mezclado con sus experiencias y vivencias en Chile, donde también se nos muestra un poco de la cultura nacional.

Mucha gente me había recomendado el libro, y aprovechando la feria del libro de este 2013, decidí comprarlo; uno de los mejores aciertos del mundo. El cuaderno de Maya me sorprendió muy gratamente, y aunque reconozco que al principio puede resultar un poco aburrido, en el momento en el que la protagonista nos cuenta todo sobre su pasado, no puedes dejar de leer.

El personaje de Maya, resulta ser el más llamativo, ya que aparte de ser la protagonista, el cambio que experimenta durante la historia es asombroso, e incluso se puede llegar a pesar que no son la misma persona. Su duro pasado hace que en los momentos en los que te lo relata te sientas triste, desesperada e incluso angustiada, ya que su forma tan explícita de contarlo hace que tu misma te imagines en esa situación y sufras con ella.

Por otro lado, cuando se traslada al presente y ves su nueva yo, te das cuenta que de lo mucho que puede llegar a cambiar una persona, y te alegras de que haya sido capaz de sobrevivir a tantas desventuras, que en la vida real podrían llevarte a la muerte. El carácter de Maya, puede parecer al principio el de una persona fuerte y que no le teme a nada, sin embargo, conforme avanza el libro te das cuenta de que es una persona frágil e incluso fácil de sugestionar. Hay momentos en el libro donde incluso ella misma admite su fragilidad y donde admite que no se siente orgullosa de su pasado y que echando la vista atrás resulta vergonzoso.

El hecho de que el libro este narrado en primera persona, hace que Maya sea el personaje más importante y del que más vamos a saber, sin embargo hay otros personajes a los que hacerles una mención especial.

Por un lado tenemos a los abuelos de Maya. Durante el libro queda bastante patente que el abuelo de esta ha sido como un padre para ella, e incluso ella misma da a entender que la muerte de su abuelo fue lo que desencadeno esa serie de problemas que por poco le llevan a la muerte. Aquí, también encontramos a su abuela, la cual intenta cuidarla y ayudarla con sus problemas. Resulta ser un personaje muy fuerte que no se deja asustar por nada y nadie, que tratará de proteger a Maya a cualquier precio.

Como último personaje importante encontramos a Manuel, el hombre que acoge a Maya en la isla de Chiloé. Se muestra como un antiguo amigo de su abuela, solitario y un poco seco que no parece estar muy emocionado por la llegada de Maya. Este personaje también cambia radicalmente en el libro, pues como he dicho, a pesar de no estar muy contento con la llegada de Maya, con el tiempo la relación entre ellos se va estrechando, llegando a tener una relación bastante íntima, en la que pueden confiar uno en el otro.

La ambientación es excelente. Cuando Maya habla de su pasado, nos encontramos en un ambiente más “festivo”, donde todo acaba volviéndose oscuro y terrorífico; mientras que cuando habla del presente, nos encontramos en una isla chilena, donde el ambiente es tranquilo y relajado, y donde todo el mundo parece conocerse de toda la vida. Se trata de dos mundos opuestos en el que además podemos distinguir entre la miseria y la tristeza por un lado, y la alegría y el renacer por el otro, todo esto contado por la propia protagonista.

En conclusión, creo que es gran libro escrito por una gran escritora como es Isabel Allende, en el que nos encontramos con una historia atrayente que, como ya he dicho, aunque al principio pueda parecer más lenta, es uno de esos libros que nunca te arrepentirás de leer.

Puntuación 5/5

Reseña # 3

Nombre Lucía

Edad 20 años.

Nacionalidad Argentina.

 

«El cuaderno de Maya.» relata la vida de Maya Vidal, una adolescente americana criada por sus abuelos, cuya madre la abandonó cuando era una bebé y un padre piloto que por motivos de trabajo nunca se encuentra en casa. Cuando su querido abuelo muere, Maya sufre un durísimo golpe. Empieza a consumir drogas, pronto la dulce niña se transforma en una adolescente rebelde aplastada por la presión social, la falta de límites y una capacidad infinita para mentir. Así es como Maya termina en un centro de rehabilitación en Oregón, de donde, días antes de su salida decide escaparse “para darle una lección a su padre”. De esta manera, Maya atraviesa un sin fin de problemas en los que se verá enredada gracias al accionar de nuevos personajes en la historia. Cuando logra escapar de esta vida, su abuela decide mandarla a vivir a Chiloé, una isla en Chile. La vida de Maya cambia completamente. Es un lugar tranquilo pero, para su sorpresa, le gusta. Se aloja en casa de Manuel Arias, un viejo amigo de su abuela, cascarrabias, que llega a meterse en el corazón de Maya como ella en el suyo.

Acerca del libro la autora declaró que “es muy distinto a lo que había estado escribiendo recientemente”.

Es una novela de actualidad y con suspenso, que en mi opinión, al principio no es muy llevadera pero a medida que se centra en la historia resulta realmente atrapante, la autora narra el pasado y el presente de la protagonista de una manera que resulta imposible dejar de leer. Recomiendo esta novela porque toca los temas de la actualidad de una manera muy real y hace que de alguna manera abramos los ojos y pensemos las cosas antes de hacerlas.

“Esta Maya me ha hecho sufrir más que ningún otro de mis personajes. En algunas escenas le habría dado unas cachetadas para hacerla entrar en razón, y en otras la habría envuelto en un apretado abrazo para protegerla del mundo y de su propio corazón atolondrado” (Isabel Allende).

La puntuación que le doy al libro es 4/5.

Reseña #4
Escrita por Alina Reyes
17 años
Argentina

“Soy Maya Vidal, 19 años, sexo femenino, soltera, sin un enamorado, por falta de oportunidades y no por quisquillosa, nacida en Berkeley, California, pasaporte estadounidense, temporalmente refugiada en una isla al sur del mundo. […] En hindi, maya significa “hechizo, ilusión, sueño”. Nada que ver con mi carácter. Atila me calzaría mejor, porque donde pongo el pie no sale más pasto”

¿Qué pasaría si a una adolescente le cayeran las peores cartas para jugar? ¿En cuánto se mide un año de vida?¿Cuánto podrías cargar antes de quebrarte? ¿Puede desenredarse una historia, construir a partir de las ruinas? ¿Qué tan profundo puede ser el abismo en el cual se sumerge una persona (salto al vacío, caída libre, fondo inalcanzable)?
Hablar de Isabel Allende nos remite a personajes inusuales, a historias mágicas, a un atisbo de la esencia humana pura. Pero esta vez no hablamos de temas históricos, ni de personajes color sepia. Esta vez es una chica que la vida misma lleva a sus límites, forzándola a decisiones crudas, a panoramas diferentes, a deambular con el espíritu perdido (De una punta del mundo a la otra, de clínica a la calle, de la felicidad hasta la angustia).
Una mezcla de novela dramática, de amor y policial. Nos movemos con Maya, vivimos su destino incierto, sufrimos con ella. Nos transformamos, renacemos (Y cuántas veces queremos pegarle una cachetada para que entre en razón; cuántas veces nos morimos por traspasar el papel y la tinta para poder abrazarla y protegerla del mundo y de su propia cabeza enredada). Pero, parados ante la última página, nos damos cuenta de que en realidad la queríamos. De que todos tenemos un poco de ella, que cada lector que se encuentre con este personaje va a tener un eco diferente.
Y después del sufrimiento, la vida. El respirar nuevamente. Con cicatrices a flor de piel, con el alma lastimada. Pero respirar.
No, no les voy a decir que es un libro “liviano”. Entre sus páginas se mezcla el alcohol, drogas, mafia, desesperación y dolor. Allende no pone paño frío en temas complicados; es la vacuna de la vida sin anestesia.
Libro que habla, que siente, que atrapa. Libro que no se guarda nada, que no calla.
Libro que vive.

4/5

 

Reseña #5

Reseña escrita por Facundo FranzoyEl cuaderno de Maya
Edad: 16 años.
Nacionalidad: Argentina.

Una historia llena de realismo que cautivará a cualquiera, por el solo hecho de tocar temáticas dolorosas, tanto para la protagonista como para el lector.

Este libro narra la historia de Maya Vidal, 19 años, norteamericana. Ella es una adolescente problemática que debe enfrentar situaciones muy dolorosas, como la pérdida de un ser querido y la ruptura de su familia. Al sentirse tan agobiada y sola en el mundo, empieza a inmiscuirse en el mundo de la droga. Cuando su padre se entera, la lleva a un centro de rehabilitación ubicado en Oregón, en el cual pasa solo en corto período y luego se escapa. Se va a Las Vegas, donde  transcurren sucesos oscuros que la involucran a ella directa e indirectamente.

Luego de un tiempo, contacta con su abuela Niní, quien la ayuda a encontrar un perfecto lugar para pasar sus días hasta que la situación se suavice un poco. Ese lugar es Chiloé, una isla ubicada en Chile, continente sudamericano, donde vive Manuel Arias, un antropólogo y sociólogo, viejo amigo de Niní y donde Maya vivirá por un largo tiempo.

Al cabo de un tiempo, su pasado reaparecerá para atormentarla y exigirle un cierre de página. Como ella sabe, no tiene otro remedio que enfrentarlo.

Una historia atrapante y de lectura fácil, lleno de amistad, acción, problemas de la sociedad actual y amor familiar.

EL CUADERNO DE MAYA es un libro que realmente me ha llegado, porque trata sobre cosas que involucran a los adolescentes, incluyéndome.

Con esta novela reí, lloré y me sentí identificado, no con el personaje de Maya en sí, pero con algunas situaciones que se relatan.

El estilo de escritura de Allende me encanta, porque es muy llevadero y claro, y, además, te atrapa desde el principio. Las descripciones que realiza de los lugares donde Maya se encuentra son espectaculares, tal es así, que te da la impresión de estar allí.

Los personajes están muy bien logrados, por ejemplo, en el caso de Freddy, se puede vislumbrar la cruda verdad de que si tu familia no está presente en tu vida, puedes llegar a caer en ciertos vicios o adicciones, de las cuales es muy difícil salir.

La forma de división de capítulos es por estación (Verano, otoño, invierno y primavera), lo cual me parece genial, porque sale del típico “Capítulo 1, capítulo 2, capítulo 3” .

La historia está narrada en primera persona, por Maya, y va cambiando el lugar de ubicación, según el tiempo en el que se encuentre lo narrado (cosas que pasaron hace mucho tiempo, se ubican en Norteamérica y a veces en Europa; y cosas más recientes suceden en Sudamérica).

En la historia también se cuentan hechos que tienen que ver con la dictadura militar de Chile en 1973, de Augusto Pinochet. Estos hechos, como la represión vivida en esa época, o la persecución a los artistas y pensadores, son los que impulsaron a Isabel Allende a exiliarse de Chile, para ir a Estados Unidos. Además, ella tiene un parentesco con el entonces presidente, Salvador Allende, quien fue derrocado por Pinochet. Esta cruda realidad está muy bien plasmada en la historia, ya que se cuenta sin rodeos y apelando siempre a la verdad y la justicia.

Absolutamente recomendable.

Isabel actualmente vive en California, Estados Unidos. Fue premiada con innumerables premios y menciones.

Puntuación del libro: 5/5.

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!