El invierno del mundo, de Ken Follett

Han transcurrido nueve años desde que la narración comenzada con “La caída de los     dioses” concluyó en el punto en que los personajes se abrían paso en distintos puntos del planeta, ahora los encontramos en  Inglaterra, Alemania, Rusia y Estados Unidos, en una época muy convulsiva dada la emergente fuerza de los regímenes dictatoriales en Europa, tras las crisis políticas y económicas provocadas por la Primera Guerra Mundial.

Es a  partir de  este contexto Político y social donde  podemos contemplar – a través de la vicisitudes que rodean a los personajes-, el complejo entramado de pasiones, debilidades y perversiones que contribuyen al ascenso al poder del fascismo, y la consolidación del comunismo, así como la condescendencia de algunos sectores  del capitalismo con el fascismo, creyendo ver en él la perpetuación de su forma de entender el orden social establecido, los ideales y métodos fascistas se extienden por toda Europa;  en Inglaterra  son abrazados por el hijo del conde Firzd Fitzherberd y su hijo mayor Boy

A su vez también existen personajes como  Lloyd Willians, hijo no reconocido del conde Fitzherberd y Ethel Willians, que guiado por su idealismo marcha a luchar contra el fascismo en la guerra civil española, donde observa con desengaño el comportamiento brutal de algunos mandos del ejército ruso. Otros como Walter von Ulrich y su esposa Maud, hermana repudiada del conde Fitzherberd, en Alemania, intentan infructuosamente enfrentarse a la aplastante y perversa maquinación de Hitler y sus camisas pardas por ascender al poder absoluto.

Mientras tanto en Rusia  Grigori, uno de los hermanos Peshkov, se ha convertido en un alto mando del ejército muy cercano al dictador Stalin, el hijo de su hermano Lev, comparte algunos de los métodos de  la NKVD, la policía secreta del estado

 Paralelamente a los acontecimientos que suceden en Europa, en Estados Unidos Lev  Peshkov se ha convertido en un magnate de las finanzas, y Greg, el hijo de su amante destaca en los estudios, lo cual, mediante la influencia de su padre le introduce en altos círculos políticos cercanos al Casa Blanca.  A su vez Gus Dewar, ahora convertido en senador, tiene dos hijos, Woody y Chuck, el primero sigue los pasos de su padre en la política, el segundo de tendencias homosexuales se alista en la marina.

A partir de la presentación de la situación actual de los personajes, podemos hacer un recorrido a través de ellos, por las situaciones y motivos que condujeron al mundo a la Segunda Guerra Mundial, los horrores y desgracias que esta provocaron en todo los bandos, y la situación en que quedaron una vez concluida la contienda, así como la humillaciones y penas que hubieron de sufrir los derrotados -tanto los verdugos y culpables, como aquellos que desde dentro de la misma Alemania lucharon y se opusieron a la barbarie fascista-. También en las últimas páginas de la novela se hace una detallada referencia al inicio del guerra fría entre las dos superpotencias Estados Unidos y Rusia, así como a la nacimiento de la carrera nuclear, que tanto pavor provocó en su época, y que todavía hoy día se cierne sobre el planeta.

En definitiva una novela de novecientas cuarenta y ocho páginas, que amenaza con otra más que complete la trilogía The Century, y que aun teniendo sus momentos buenos, no está a la altura, pues no consigue que sus personajes –algunos muy difuminados- calen en el lector, y tiene una línea argumental bastante recurrida y aparente, resultando en ocasiones muy forzada.

Una  novela de las denominadas Best-seller, las cuales se caracterizan por ser muy generosas en derrochar tinta y papel, para a la vez ser muy pobres en profundizar en el alma y la esencia de  aquello que muestran.

Reseña escrita por: Fisquero
Edad : 63 años
Nacionalidad: española

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!