El Teorema Katherine, de John Green.

Portada Libro El Teorema KatherineSeré honesta, este libro vino a mí mientras trataba de buscar otro libro de John Green (Ciudades de Papel), al no poder comprarlo decidí darle una oportunidad a éste.
El Teorema Katherine tiene todos los ingredientes de una novela de John Green: la chica despampanante, el chico tímido y totalmente invisible, y un viaje que involucra dejar todos los problemas actuales. Al ser el tercer libro que he leído de Green, la dinámica de sus libros me está resultando un tanto repetitiva. A pesar de eso, la forma en que el escritor maneja la historia, la convierte en una narración de fácil entendimiento, llena de sentimientos y frases memorables.
Trataré de no poner tantos spoilers, pero es necesario decir que lo que vas a leer a continuación va bajo tu propio riesgo.
Colin es un niño prodigio que pensaba tener todo en su vida arreglado, pero a diferencia de los grandes genios que admiraba nunca había tenido un momento Eureka, que es un momento de genialidad extrema donde se realiza un descubrimiento. Además de esto, su vida sentimental no es muy ejemplar, por alguna extraña razón todas las chicas con las que había salido tienen como nombre Katherine y justo después de su graduación de secundaria Katherine XIX lo deja. Sintiéndose vacío tanto en su vida profesional como en el amor, decide realizar un viaje con Hassan, su mejor amigo, hacia ningún lugar en especial. Durante el mismo, Colin tiene una excelente idea ¿qué pasaría si una fórmula matemática descifraría el final una relación amorosa? El único problema es que no sabe cómo plantearla.
El viaje se estanca cuando leen un anuncio sobre la tumba del Archiduque Francisco Fernando y deciden quedarse en Gutshot, Tennessee un pueblo donde su centro es una fábrica. Ahí conocen a Linsdey Lee Wells, una encantadora chica sureña que es hija de la dueña de la fábrica y que tiene como novio a otro chico llamado Colin. Con una oferta laboral por parte de ellas, Colin y Hassan deciden quedarse en el pueblo. A pesar de que Colin tiene libertad de seguir realizando su Teorema, no consigue grandes avances hasta que una noche Linsdey le da una perspectiva diferente al mismo, lo cual tras varias cavilaciones y situaciones tanto hilarantes como trágicas da lugar a su momento Eureka. Colin aprende que él no posee todas las respuestas y que es aceptable pedir ayuda a otras personas, aunque en un principio pienses que son inferiores a ti.
Lo bueno:
Como mencioné anteriormente, la narrativa de John Green es tan fácil que no nos permite perdernos en ella. Sus personajes son profundos y al mismo tiempo súper chistosos. La amistad es un tema recurrente y eso me agrada mucho, hasta el punto de que considero este un tema más importante que el amor.
Otra cosa que captó mi atención porque es una temática no recurrente en sus libros es el Teorema en general. Según un matemático consultado para la obra, el Teorema en verdad puede ser utilizado, pero existen otras variables como los sentimientos y la atracción que pueden intervenir en el resultado final.
También algo que me cautivó fueron los anagramas. Personalmente me gusta mucho jugar con letras y palabras así que este cambio me resultó agradable a la hora de seguir con las ideas repetitivas de Green.
Asimismo una característica importante y no muchas veces apreciada es la cultura de Hassan. Hassan es musulmán y se pueden leer vestigios de la religión en la novela. Esto me parece increíble proviniendo del hecho de que muchos adolescentes alrededor de todo el mundo ahora saben un poco más de esta cultura a través de este libro.
Por último está el final abierto, un tanto parecido a Ciudades de Papel, ¿seguirán viajando? ¿Quedarán juntos? ¿Qué pasará después? Todas estas interrogantes quedan en el aire para que la trama se quede impregnada en nuestra mente.
Lo malo:
No soy amante de las matemáticas, y a pesar de que se explica todas las formulas realizadas para llegar al Teorema, me resultaba un tanto complicado seguirle el ritmo hasta el punto de tener que leerla un par de veces para entenderlo completamente. Fue una gran traba para mí y es probable que para otras personas también.
Aunque John Green posee una gran aceptación entre el público adolescente, ya me resultan un tanto repetitiva la dinámica de sus historias. Esto puede causar de que en un futuro ya no desee leer más sus narraciones porque ya tenemos una idea general de cómo van.
Conclusión:
Primero que todo, no tengo derecho a opinar si un libro es malo o bueno. Pienso que esa decisión la toman los grupos editoriales e incluso otros escritores con mucha experiencia. Con esto no estoy diciendo que es un libro malo, sino que un tanto repetitivo y he allí la falla del mismo. Si es el primer libro de John Green que decides leer está bien, pero después del tercero o incluso el cuarto se convierte en algo monótono.
Recomendaría este libro a las personas que pasan por una decepción amorosa y creen que no van a volverse a enamorar, o a aquellos amantes de las matemáticas que no leen mucho para que de esta manera encuentren su gran afición en la literatura.
No voy a negar que los diálogos y la historia en general me sacaron muchas risas y unas cuantas lágrimas.
Calificación: 3.5/5

Escrita por: Ximena Quinzo Caiminagua.
Edad:18 años.
Nacionalidad: Ecuatoriana.

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!