Escritores Aficionados #299: Entre dos mundos, de Alma.

Título del escrito: Entre dos mundos.
Tipo de escrito: Cuento.
Nombre: Alma.
Edad: 14 años.
Nacionalidad: Argentina.

Entre dos mundos

Entre dos mundos

 No me di cuenta del poder destructivo que ocultaba su belleza hasta que todo cambió.

 Cuando cumplí veinticinco años me fui de viaje a Mendoza. Allí decidí visitar el lago llamado “El pozo de las ánimas” ya que su apariencia siempre me había causado curiosidad. Caminando por los alrededores encontré un extraño medallón cuya hermosura parecía ocultar un secreto fatal.

 Días después, estaba de vuelta en mi departamento. Planeaba quedarme un mes en Mendoza pero algo me obligó a regresar a mi ciudad.

 Todo marchaba bien hasta que percibí un misterioso sonido que me sobresaltó. Parecían susurros de personas pero me hallaba completamente solo. No logré descifrar aquellas palabras. Pensé que mi cansancio me estaba provocando alucinaciones, por lo tanto no le di más importancia a ese extraño suceso hasta que me ocurrió nuevamente.

 Mi vida estaba siendo consumida por esos sonidos: no podía dormir, no podía comer sin que eso no me molestara. Tampoco lograba callarlos ya que estaban dentro de mi propia cabeza. En esos instantes, en los cuales las voces aumentaban su  intensidad, sentía que me encontraba en otro mundo, totalmente ajeno al mío. Intenté todo, desde remedios caseros hasta fuertes dosis de pastillas. Nada funcionaba. Empecé a buscar explicaciones lógicas para resolver mi problema. Entonces me di cuenta de que todo había comenzado el día en el cual encontré el medallón. Desde ese momento comencé a escuchar aquellos sonidos, que eran como lamentos, lamentos de almas sufriendo. Me quité el collar y comencé a examinarlo. Descubrí que tenía grabada una frase. Creo que estaba en otro idioma, posiblemente en alemán. Decía “zwischen zwei welten”, lo busqué en un libro de lenguaje y logré descifrar que la traducción era “Entre dos Mundos”. Me detuve a pensar y comprendí que el culpable de mi delirio era el medallón, y que el significado de la frase era que el extraño objeto conectaba nuestro mundo y el de los muertos. No lo pude soportar más. Lo sujeté con fuerza y comencé a caminar. Ya sabía dónde debía tirarlo.

En mi antigua casa había un gran pozo, tan profundo que parecía no tener fondo. Cuando llegué a ese lugar, me detuve un momento a pensar la situación. Siempre había deseado poder estar cerca de mi madre, ella había fallecido cuando yo era muy pequeño por lo tanto solo tengo recuerdos fugaces de ella. Pero este medallón terminaría volviéndome loco. Después de todo, estaba maldito.

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!