Escritores Aficionados #228: El Roble, de Heisenberg

El roble

Título del escrito: El Roble 
Tipo de escrito: Poesía 
Nombre o pseudónimo: Heisenberg
Edad: 17
Nacionalidad: Ecuatoriano.

 

El Roble

El sol ha salido de su corto sueño  de tranquilidad,

El viento vaga por el tranquilo y virgen bosque,

Lleva en él unas semillas que nacieron cuando murió el invierno,

De repente, una de las semillas cae en un suelo húmedo, pero cálido,

La tierra la acoge, la cobija, la cuida, la protege, la ama.

El roble crece grande y robusto, enorme, es una majestuosidad,

El bosque lo respeta y a su vez el respeta el bosque, es una bella dama,

Que ofrece amor, sombra y hogar a los pajaritos de gran agilidad,

Cierto día el bosque se meneaba pacíficamente,

Dos muchachos enamorados, se acercaron al Roble,

Aceptaron su sombra acaloradamente,

Sin pedir permiso tatúan en su tronco su amor abreviado,

Disfruta las noches hablar con la Luna,

Largas charlas entretenidas y picarescas,

El roble sigue de pie, ya tantos años, ayuna,

Las ganas de morir y se alimenta por sus ganas de vivir,

Los pajaritos de gran agilidad agradecen al roble por vivir,

Por amarlos y protegerlos, ahí en sus anchas ramas,

Hicieron sus bandadas, lo triste  es que ya viene la migración,

Y tocara partir, con dolor se despiden anticipadamente.

El roble los tranquiliza, de pronto un monstruo mecánico se acerca,

De aquel monstruo baja un hombre, en sus manos vienen dos enemigos,

La cierra y el hacha, tienen hambre, quieren comer, la cierra es terca,

El hacha no tiene sentimientos, peor aún el que las maneja, los amigos,

Se asustan y huyen, los que se quedan el roble los protege,

El resto del bosque teme, pero el hombre se dirige hacia él,

Sus raíces se aferran a la Tierra que lo cuido por años,

Ya es tarde, nada cambiara la opinión de ese monstruo,

Se enciende la cierra, se viene lo peor, sus dientes se clavan,

El tatuaje del amor abreviado desaparece, el tronco se desata,

Y se abre con fuerza y melancolía, la savia se derrama a montones,

El viento se apiada y decide ayudar, sopla con fuerza,

Los hermanos del bosque también acuden a la ayuda,

Se menean en un solo ritmo, todos a la vez, lanzan sus hojas,

Pero eso ni cosquillas hace, el roble cae al suelo con melancolía,

Su alma ya partió de este mundo, se fue al bosque de Dios,

El bosque se queda en silencio,

El sol se esconde con tristeza,

Y el cielo empieza a llorar.

¿Te ha gustado este escrito? LeerLibrosOnline.es premia a los ecritos más populares.

Puedes ayudar a Heisenberg a convertir su escrito en el más popular dejando un comentario o compartiendo esta publicación en tus redes sociales.

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!

    1. Susana 05/07/2014
    2. Heisenberg 03/07/2014
    3. Gabriela 14/06/2014
    4. Linda Pérez 14/06/2014
    5. Mary Luz Rodríguez Valdez 13/06/2014

    Add Your Comment