Gritos silenciosos, de Paula Zubiaur

https://mail-attachment.googleusercontent.com/attachment/u/0/?ui=2&ik=1c1f3d43c4&view=att&th=140e4ec660beed0c&attid=0.1&disp=inline&safe=1&zw&saduie=AG9B_P-zDS1r95iZyxIhl7r4KIsW&sadet=1378516363087&sads=EkfrZU2-SHvOlXpEd3_c3muYgyc¿Alguna vez has gritado en silencio sin que nadie te escuchara? ¿Has tomado una decisión que casi te cuesta la vida?

Cuando Paula se muda a Madrid para estudiar la carrera de filosofía y letras, nunca pensó que su vida cambiaria tan radicalmente. Ella estaba tan ilusionada por irse a Madrid a estudiar y vivir la aventura, solo tenía dieciocho años, y como cualquier chica de su edad, quería vivir y disfrutar al máximo. Procedía de una familia rica, bien acomodada, aunque muy estricta, así que un poco de libertad le hacía ilusión. Todo perfecto hasta que un buen día se atraviesa en su camino un señor mayor que ella, rico, inteligente y culto, para él fue fácil enamorar a una jovencita inocente y tímida. Ella creyó haber encontrado al amor de su vida, a su media naranja, así que se caso con él, sin saber, que había firmado al mismo tiempo su condena.

A parir de aquí la historia nos muestra que el hombre perfecto no existe, y que ese hombre tan encantador, que a todo el mundo cae bien, es un demonio disfrazado. Paula tendrá que sobrevivir a palizas y humillaciones constantes y a unos padres muy estrictos que le dan la espalda y hacen oídos sordos a las suplicas de su hija. Y es que hablamos del año 1966 donde todavía había muchas familias que pensaban que un divorcio era un escándalo público, y aunque tu marido te matara a golpes, había que aguantar sí o sí. Paula deberá luchar por sus hijos y por su propia vida para seguir adelante, sin comprender, por qué el hombre que tanto le prometió y amo se convirtió en su peor pesadilla y su carcelero. A punto de morir en muchas ocasiones y con una fuerza sobrehumana, Paula nos mostraba como es la vida de una mujer maltratada con pelos y señales.

Esta historia es real, de hecho la protagonista con seudónimo “Paula”, ha querido omitir los nombres de las personas involucradas y los lugares exactos donde sucedió todo.

Me encanta como apodó Paula a su marido, con el nombre de “san per”, (san perfecto), como también me encanta la valentía y la fuerza de ella. Creo que es un gran ejemplo a seguir, y una historia apasionante.

Los personajes: los personajes de los hijos de la pareja son los que más ternura me inspiran, ellos a pesar de su corta edad, son conscientes en todo momento de lo que sucede, y son los que le dan a Paula, su madre, la fuerza y entereza para seguir adelante y salir de esa prisión. Por otro lado, tenemos a los padres de Paula, que solo piensan en guardar las apariencias, y quedar bien ante la sociedad, algo que me llenó completamente de rabia, pensar que unos padres tan egoístas puedan preferir “el qué dirán de la gente”, que la vida de su propia hija. Luego los amigos de la pareja, que oyen, ven, pero callan… Como si con ellos no fuera la cosa, esto era algo muy común en esa época, pero afortunadamente en el 2013, ya tenemos una sociedad más consciente y menos pasota.

Lo mejor: El final, me encanto muchísimo (dentro de lo cabe), fue un final muy duro, pero muy bonito, y en ocasiones se me saltaron las lágrimas.

Lo peor: El realismo de las escenas, las palizas y las torturas a las que es sometida la protagonista, son realmente duras de relatar, y te darán ganas de cerrar el libro muchas veces, pero en mi opinión es mejor que se cuente todo tal y como pasó, sin tapaderas.

Puntuación 5/5

Reseña escrita por: Lectura
Edad: 40 años
Nacionalidad: española

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!