Escritores Aficionados #287: Los intrincados y oscuros pensamientos de Anne, por Ailen Rico

Título del Escrito: Los intrincados y oscuros pensamientos de Anne
Tipo de Escrito: Microrelato policial
Seudónimo: Ailen Rico
Edad: 14 años.
Nacionalidad: Argentina.

Ella solo sabía que la culpa no iba a dejarla vivir tranquila, no se sentía bien, ni siquiera un poco por haberse salido con la suya durante tantos años, y ahora hacer esto. Hay que reconocer que nunca amo a John, al menos, no en los últimos 7 años. Fueron felices y ridículos enamorados hasta que pisaron el primer escalón de su nueva casa, pronto se dieron cuenta de que no estaban hechos para vivir juntos y trataron de solucionar las cosas. Fueron mejorando, pero John pasaba sus días completos con sus estúpidos libros y ella sabía que tampoco él estaba de acuerdo con sus “viajes de trabajo” y “visitas a su padre”.

Cuando volvió a encontrarse Mark, supo que ya no había vuelta atrás, sus años de noviazgo juntos salieron a la luz y despertaron sus recuerdos. Pronto Anne se encontraba viajando todos los meses para visitarlo y cada vez le irritaban más las contestaciones y cambios de opinión de John, mientras que él se volvía cada  vez más y más amable y ya no protestaba ante sus desapariciones. Ella sabía que su esposo la había descubierto, solo tenía que esperar hasta la próxima discusión entre los dos, y sacar a colación disimuladamente el nombre de Mark, que él era mejor compañero o que diariamente le regalaba flores o chocolates, o que simplemente le amaba; eso era mucho más de lo que podía decir de él. Eso sería el detonante.

Acababan de mudarse al campo y eso la deprimía bastante, ya que, quedaba a kilómetros de distancia de Londres, por lo tanto tendría que viajar mucho más tiempo, pero también significaba estar muchos más días cerca de Mark. Tendría que inventar nuevas escusas.

Haría todo por él, hasta se entregaría a la atroz tarea de asesinar una persona.

Ese día les tocaba desarmar las valijas y sacar su ropa pero ella no lo haría, John ya había visto los falsos boletos que salían a las cuatro y supuestamente no podía perder porque su padre la necesitaba. No iba a desperdiciar esta oportunidad de pasar su vida junto a Mark y criar ese niño que crecía en su interior.

Puso su mejor cara de arrepentimiento y disculpa, y salió a avisarle que tendría que ausentarme por un tiempo, a lo sumo cuatro días, aunque con uno alcanzaba. Él no se mostró conforme.

-Bueno, me voy. ¿Necesitas que te traiga algo de Londres?

-No, nada gracias. ¡Ah!, saludos a tu padre.

Anne percibió la ironía en su voz, pero lo ignoro. Todo marchaba perfectamente.

-Estaré aquí mañana.

Nunca quiso hacerle esto, nunca lo olvidaría, pero ya no había otra opción. Era el momento. Y estaba sorprendentemente tranquila, tal vez sea por las píldoras que tomó antes de levantarse, tal vez por el alivio que le producía sabe que por fin iba a poder terminar con John definitivamente, aunque eso le rompería el corazón a su padre.

Tomo la carretera hacia el aeropuerto, luego doblo nuevamente hacia la estancia, esperó tras los arces de la entrada a que John entrara en la casa y volvió a doblar, solo que esta vez hacia la casa contigua a la suya, a la de su vecina Emma. Pisó el freno y contuvo un sollozo repentino, no era el momento para acobardarse. Con un brazo en su vientre, siguió su camino, pensando que su hijo merecía criarse con una familia completa. No, no era momento para acobardarse.

Alguien debía llevarle a Emma ese letal veneno. Alguien debía esconderse tras la casa, esperar que el saliera corriendo tanto como sus piernas le respondieran, y seguirlo por el camino de tierra bordeado por arboles hasta la ventana, donde asumiría que ya no había solución, que moriría mirando el teléfono y se dejaría llevar por ese tremendo ardor que lo paralizaba. Alguien debía levantar el cadáver y avisarles a sus familiares y amigos, que su querido John Mirror se había suicidado

¿Te ha gustado este escrito? LeerLibrosOnline.es premia a uno de los cinco escritos más populares.

Puedes ayudar a Ailen a convertir su escrito en uno de los más populares dejando un comentario o compartiendo esta publicación en tus redes sociales.

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!