Montado en la bala, de Stephen King

Montado en la Bala

 

A pesar de ser un libro tan chiquito, me aventuré bastante en él y pude sentir el terror. Quizá esperaba un poco más de miedo del que tuve, pero como fue mi primer libro de Stephen King, creo que estuvo bien para introducirme en su literatura.

Es bastante simple y conciso, con una narración magnífica y fría, factor que según yo, el autor lo aplica de una manera justa, solo para ponernos los bellos de punta.

La historia cuenta como Alan Parker, un chico que va a la universidad, debe salir disparado una noche, obligado a hacer autoestop para llegar al hospital donde su madre esta internada, después de un accidente que le ocurrió en su casa. Todo esto implica que Alan choque codos con gente desconocida para que lo vallan acercando a destino. Los conductores que que se encargan de dicha tarea, parecen poseer la capacidad de decidir sobre su vida o la de su madre. La bala, es solo una atracción en un parque de diversiones, pero parecer ser la clave de este terrorífico recorrido hasta el hospital, porque por más que cueste creerlo, detenta un inexplicable poder sobre la vida y la muerte.

Creo que el miedo estuvo plantado muy bien, tuve que dejarlo unos minutos apartado, porque no quería leer más, me había asustado, pero lo continué ya que si hay algo que destacar de esta pequeña obra, es el suspenso. Se comienza a implementar una vez llegado al cementerio… y dicho género se apodera de las páginas. Necesitamos saber que va a pasar.

Otra cosa que sin duda me hizo temblar, fue el párrafo final, no de miedo, sino por sorpresa, asombro. Es una reflexión de lo más ocurrente e inteligente.

Después de haberlo leído no me quedaron dudas de que el famosísimo Stephen King sabe manejar los aspectos literarios muy bien, y plasmarlos en la hoja como si él fuera el dueño de ellos. Nos hace sentir lo que el quiere, cuando el lo quiere. Hace que cada aspecto se amolde a su pluma y los dibuja como quiere. Sabe hacer sentir a su lector cualquier cosa, incluso en la situación más mínima.

Sin duda, quedé maravillada con la capacidad del maestro del terror, y con ganas de leer muchísimo más. Sumamente recomendado!

“Todo se reduce a hacer cola. Hacer cola debajo de la luna y formular un deseo a la luz infectada. Haces cola y los oyes gritar; pagan para tener miedo, y la Bala nunca decepciona. Cuando te toca, una de dos: o subes o sales corriendo. Yo creo que el resultado acaba siendo el mismo” -Stephen King

Puntuación: 5/5

Escrita por Romina Ibarra
Nacionalidad: Argentina
Edad: 15 años

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!