My favourite Mistake, de Chelsa Cameron

 mi favorite mistake

Sinopsis

Taylor Caldwell no sabe si quiere besar a su nuevo compañero de cuarto universitario, o darle un puñetazo. Por un lado, Hunter Zaccadelli es guapo, de ojos azules, todo un encanto. Por otro, está tatuado, toca la guitarra, todo un chico malo. Tal vez es por eso que Taylor teme enamorarse de él, o de alguien más. Ella no quiere quemarse, y a pesar de que sus otras compañeras de cuarto lo adoran, quiere que él se vaya antes de que sea demasiado tarde. Hunter se ha quemado antes, pero el hecho de que Taylor le haga ver sus errores y tenga la risa más sexy que jamás haya escuchado, hace que él decida que quizás el amor no es una causa perdida. Hacen una apuesta: si ella puede convencerlo de que realmente lo ama o lo odia, él dejará la habitación —y a ella. El problema es que cuanto más tiempo pasan juntos, ella menos lo odia, y más se mueve hacia el amor. Pero cuando el hombre que tiene la llave del miedo de Taylor resurge y amenaza con arruinarlo todo, ella tienen que decidir: Confiarle a Hunter su más grande secreto, o hacer todo lo que esté en su poder para ganar esa apuesta y alejarlo para siempre.

Agarré el libro pensando que me iba a encontrar con esa sosa novela vacía que no paso, pero definitivamente, Guau, en serio me equivocaba.

Es un libro romántico, que nos cuenta la historia de amor entre Tay y Hunter, dos compañeros de piso en la Universidad, donde al principio, ella solo quiere sacarlo a punta pies del cuarto y el solo quiere ponerle un beso. Hasta ahí, tenía la pinta que me imagina, pero de tan solo empezar a leerlo, todo tomó un giro bastante drástico.

Si, la obra va de su historia de amor, pero no es como a lo que estamos acostumbrados. My favourite mistake me ha demostrado que con un par de buenos personajes bien plantados, hasta la chorrada más romántica resulta interesante y poco cursi. En primer lugar, ella, el primer factor que me tomó de sorpresa. Nuestra protagonista femenina sí es alguien común y corriente, pero no ese “común y corriente” al que estamos acostumbrados que implica que ella sea la damisela en apuros que no sabe defenderse sola, ni tampoco ese “común y corriente” que implica que ella sea la persona con más valor del mundo. Su actitud es fácil de entender, su pensamiento es muy propio de la mujer, pero tiene personalidad propia, la autora se lo imaginó todo y lo plasmó, no lo sacó del manual “como hacer a la protagonista de mi libro” del que una gran mayoría copia actitudes. Es un personaje super original y diferente, pero a la vez común, una chica como todas, con pizcas propias. Eso es algo que me encantó, traté de recordar todos los libros que leí y nunca me había encontrado a alguien como ella, que sin vacilar, esta entre mis personajes preferidos.

Con respecto a Hunter, el es quien desde un primer momento pone las cartas sobre la mesa y plantea que Tay le gusta, al ver que esto a ella la avergüenza o saca de quicio según la ocasión, lo usa para jugarle bromas y hacerla enojar de vez en cuando, cosa que hace que se acerquen un poco más. Hasta ahí, parece un personaje bastante típico, sin embargo, con el arrastra todo un pasado con el que tiene que lidiar y tengo que decir que lo hace muy bien. A pesar de que quiere avanzar con Taylor, no dedica su existencia a complacerla, ni tampoco la trata mal para llamar su atención. Procede de una manera normal y equilibrada, sin ser desatento, pero tampoco viviendo para ella. Eso, creo yo, debería ser algo común de ver, sin embargo, últimamente los autores se encargan de tratar de ser originales y sus personajes son igual al del resto, porque todos apuntan a la originalidad, que termina siendo algo ordinario. Así que, Hunter suma muchos puntos por ello, no se desquicia tratando de conquistarla, es más, vemos que da un balance al tiempo con amigos, tareas de la casa, sus amigas que comparten piso con él y obviamente, con Tay. Ella es importante para el, pero no le quita importancia a sus otras relaciones para dedicarse a enamorarla a tiempo completo.

Con respecto a la escritura, debo decir que es muy simple, pero esta trabajada hasta el último detalle, así que además de ser fácil de entender y enganchar ritmo, está bastante completa con lo que respecta a la historia en sí. En ningún momento la lectura se tornó lenta, siempre mantuvo el ritmo, que no es muy rápido, pero nos deja aventurarnos bien en sus páginas y sentir cada momento trascurrido.

No tengo que decir más que maravillas, fue una completa sorpresa toparme con este libro, que a pesar de su simplicidad, me dejó fascinada. No deberían dejar llevarse solo por la apariencia o su respectiva sinopsis, cada quien debería leerlo y ver la maravilla de personajes con los que nos encontramos y la lectura tan fluida. Un buen desarrollo de la trama, muy romántica y con dos personajes que además de hacerte reír, no irritan para nada en el transcurrir de las páginas y terminan encantando.

Puntuación: 5/5

Escrita por Romina Ibarra
Nacionalidad: Argentina
Edad: 15 años

Reseña #2

Escrita por Ailen Castillo
Nacionalidad: Argentina
Edad: 14 años

My-Favourite-Mistake_Cover

Este libro me lo recomendó mi mejor amiga (la chica de arriba) diciéndome que era muy bueno, y distinto a lo que veníamos leyendo las dos. Entonces hace unos días me animé ¡y menos mal! porque el libro me fascinó.

La construcción de personajes es perfecta, ese es el punto fundamental y fuerte de toda la trama. La autora supo, de una manera muy original y admirable, crear un grupo de personajes muy singulares y para nada repetitivos. Además, dentro de la trama se les presentas distintas situaciones donde ellos pueden desenvolverse y nosotros así, conocerlos más.

Taylor es una chica muy especial, casi imposible de encontrar en otros libros. Con un aspecto feminista muy fuerte, pero la coherencia predominando en su mente, su personalidad no divaga, es como es, aplicando madurez y siendo única en cada decisión o paso a dar.

Hunter es, al principio, ese galán de novela que cree que cualquier chica caería a sus pies. Pero no más avanzar un par de páginas, vemos que su ego no es más que una ilución, una sensación de Taylor, ya que en realidad, Hunter es el chicomás transparente y sencillo que nos podemos encontrar. Con un pasado difícil que lo marcó mucho, el sigue llevándolo como una mochila y luchando día a día porque no se le note en el rostro las marcas de su infancia.

Creo que entre ambos, se logró una combinación perfecta de caracteres nivelados en un mismo aspecto.

Con respecto al desarrollo de la historia, me encantó lo ameno que es, además de ser cortito, porque sea muy ligero y no podemos parar de leer. La historia atrapa bastante, es muy original, como venía diciendo, ver a estos dos en un mismo departamento, entre sus idas y venidas y llegando a una amistad hermosa. A todo esto, hay mucha música, con la que me sentí muy cómoda puesto que conocía casi todo, y el hecho de que Hunter sea tan genio como músico, pero solo para sí mismo, me encantó. Los momentos dentro de la habitación, fueron de lo más graciosos, ver sus arranques, puesto que no son parecidos ni en lo blanco del ojo, son divertidísimos.

Todo es muy rápido de leer y atrapante. Lo recomiendo muchísimo ya que no es libro típico al que se nos acostumbra con las novelas americanas. Una historia refrescante.

Puntuación: 5/5 

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!