Nada, de Janne Teller

nada-janne-tellerUn día de inicios de clases Pierre Antón descubre una trágica verdad: “Nada importa”. Con este pensamiento, sale de la escuela y se dirige a un árbol, lugar donde estará diariamente los días siguientes, proclamando la gran verdad que ha descubierto a sus demás compañeros. Estos, cansados de su pesimismo, no quieren dejarse llevar por las ideas de Pierre, por lo que forman un plan para mostrar que hay cosas en la vida que sí importan. Sin embargo, a medida que avanza el plan, las dificultades aumentan en gran manera, hasta llegar a un punto donde su montón de significado, pierde el significado.

Al comenzar a leer el libro estaba bastante sorprendida, pues la interrogante que plantea desde un principio todos nos la hemos hecho alguna vez. Estoy segura que en algún momento nos hemos preguntado: “¿Por qué estamos aquí? ¿Tiene sentido la vida?” y gran parte de nosotros no encontramos respuestas. Así mismo, Pierre se rinde ante la búsqueda del sentido de la vida e insta a otros a hacerlo, sin resultados.

La narradora, una niña de 13 o 14 años, cuenta cómo se arma un plan para librarse de las ideas de su compañero. Este propósito da lugar a situaciones que demuestran cómo pueden llegar a ser los seres humanos pese a tener buenas intenciones; egoístas, vengativos y crueles.

A pesar de que los protagonistas son tan solo niños, la historia revela la naturaleza del ser humano de una forma increíble.  Y de la misma manera, nos enseña que quizá sí haya un algo en esta vida, pero debemos buscarlo y creer en él.

Si bien es una lectura ligera que se puede realizar en unas horas, lo mejor es detenerse a analizar los hechos y las preguntas del libro. Una lectura superficial puede dejarnos con un mal sabor en la boca, pero una asimilación a cada capítulo, nos deja impactados de buena manera.

Jane Teller ha causado mucho disputa con este libro; muchos se han suicidado tras leerlo y otros lo han prohíbido rotundamente. Pese a esto, yo recomiendo “Nada” a aquellos que buscan un libro atípico y diferente y a aquellos que son capaces de encontrar un mágico mensaje en lo que leen.

 Puntuación 4/5

Escrito por: Joyce
Edad: 14 años
Nacionalidad: ecuatoriana

Reseña #2

Escrita por : Erika Alejandra Duarte Vera.                                                                                                                                 Edad: 13 años.                                                                                                                                                                                 Nacionalidad: Paraguaya.

descarga

“Nada importa. Hace mucho que lo sé. Así que no merece la pena hacer nada.

Acabo de descubrirlo”

Pierre Antón deja el colegio el día que descubre que la vida no tiene sentido. Se sube a un ciruelo y declama a gritos las razones por las que nada importa en la vida. Tanto desmoraliza a sus compañeros que deciden apilar objetos esenciales para ellos con el fin de demostrarle que hay cosas que dan sentido a quiénes somos. En su búsqueda arriesgarán parte de sí mismos y descubrirán que sólo al perder algo se aprecia su valor. Pero entonces puede ser demasiado tarde.

Jane Teller nos trae su exitosa pero polémica novela Nada, siendo prohibida y censurada, tachada y rechazada, argumentando por las editoriales ser demasiado “rara”.

Primero que nada, una lectura fácil y sencilla, para acabarla en un par de horas, o quizás en un día. Cómo la mayoría de los libros polémicos, a veces uno suele empezar a leerlos por pura y mera curiosidad, como me ocurrió a mí. Muchos la califican como una novela para adolescentes o jóvenes, yo digo ¿quién sabe? Es una novela dirigida a el que lo necesite.

La mayoría de las personas, por no decir todas, se sintieron identificadas con la trama de Nada, y con Pierre Antón. ¿Quién no ha sentido alguna vez que nada importa? ¿Qué nada merece realmente la pena? Todos nos hemos sentido de esa manera, por lo menos en un momento de nuestras vidas. Por eso creo sinceramente que la mejor perspectiva en esta historia es la de un niño.

Narrada en primera persona por Agnes, la compañera de clase de Pierre, nos cuentan como los niños se ven obligados a demostrar que las cosas si tienen un significado, cuando las palabras del niño amenazan con derrumbar lo que ellos creen es su burbuja, un lugar donde el sistema prevalece. Entre la inocencia y la crueldad, una historia que llegara a carcomerte por dentro y causarte escalofríos.

Avanza rápido, sin distracciones ni pormenores. Envuelto en un clima de expectación, te deja mordiéndote las uñas, de esos libros que te dejan despierto en la madrugada para poder saber que pasa después. No es aburrido en ningún momento, no se desvía con descripciones innecesarias y demasiado largas sobre los personajes, dejándolos a ellos aun así muy bien definidos en sus caracteres y personalidades.

Cuestionarte acerca de la sociedad, de los estereotipos, de tu propósito, de las ideologías, incluso del fundamentalismo. Como la misma autora dijo, a mi Nada no me parece un libro en donde todo debe ser tomado como oscuro, me enseño varias cosas. Y como Jane, encuentro en Pierre un amigo, al cual agradezco por hacerme encontrar lo que ni siquierasabía que andaba buscando desde hace tiempo.

Quizás realmente no valga la pena leerlo, como nada en realidad vale la pena para Pierre Antón, pero quizás tengan tanto significado como lo que aquellos niños estaban buscando.

En mi opinión, un 5/5

 

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!