Escritores Aficionados #79: Nunca Pienso Decir Adiós, de Sofía Nicole

poema_de_amor

Título: Nunca Pienso Decir Adiós
Tipo de escrito: Relato
Género: Drama.
Autor: Vallejos Sofía Nicole
Edad: 16 años
Nacionalidad: Argentina

 “NUNCA PIENSO DECIR ADIÓS”

Era una noche de invierno.

A pesar de ser ya las ocho de la noche, ya se encontraba todo totalmente oscuro.

En el cielo, ya se encontraba la luna, repleta y con una luz, que podía alumbrar hasta lo más oscuro. Había solo una estrella en el cielo, y también algunas nubes que, solían cubrir de vez en cuando a la luna.

Ella se encontraba sentada en el suelo al lado del mar. Estaba sola, en silencio con la vista perdida en el agua.

Esperaba algo, pero aún no sabía que era.

Aunque hacía frío, ella llevaba puesto un vestido largo de seda color blanco y tenía un rodete hecho en una peluquería. Tenía el maquillaje corrido, de tanto llorar. Se abrazó a sí misma, tratando de tranquilizarse y apaciguar el frío del aquel invierno… Miró el cielo esperando alguna respuesta o alguna señal, pero no hubo nada…

Pidió un deseo, un deseo que nunca hubiera imaginado que iba a pedir. Esperaba solo eso y nada más, como regalo de cumpleaños.

Y así pasaron las horas lentamente y sin tener nada a cambio todavía. Seguía sentada en el mismo lugar, seguía llorando, pero esta vez desconsoladamente.

-¡Él no va a venir…! ¡Él ya no vendrá nunca más…!

Gritaba una y otra vez, sin dejar de llorar.

Al darse cuenta de que ya eran las doce de la noche, se levantó y con pasos lentos se dirigió al mar.

Sentía que su hora ya había llegado, sentía que sin él ya no podía seguir viviendo, no tenía ni una meta ni un sueño que valiera la pena seguir…

Cuando llegó a agua, tan fría o más que la noche, se acostó en la parte más profunda del mar, con una rosa roja y otra blanca, sosteniéndolas con ambas manos.

Ella no volvió a salir del agua. Se sentía feliz, porque por fin se había encontrado con la persona que más amaba en este mundo, su Hermano menor. El que le había dado una razón para seguir adelante luego de la muerte de sus padres… Su hermano así más de tres meses que había muerto ahogado en aquellas aguas frías que ahora le cubrían a ella todo su cuerpo.

Ella ya se había encontrado con su hermano, pero su cuerpo aún seguía en donde ella lo había dejado, en su rostro había una sonrisa, y es sus manos aún permanecía las rosas, aquellas rosas que simbolizaban la paz y la vida que alguna vez corrió por sus venas…

Ya no lloraría más, ya no estaría sola y eso le hacía muy feliz…

Porque nunca piensa decirle adiós, adiós a aquella persona que tanto amó, ama y amará…

 

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!

    1. Dia Rodriguez 27/11/2013
    2. Abigail 26/11/2013
    3. Aryam 26/11/2013
    4. Micaela 22/11/2013
    5. Lorena 22/11/2013
    6. Carmen Sánchez Fernández 22/11/2013
      • Carmen Sánchez Fernández 22/11/2013

    Add Your Comment