Escritores Aficionados #124: Perdida entre letras, de M. Vief.

perdida

 

 

Titulo del escrito: Perdida Entre Líneas.
Tipo de escrito : Cuento Corto
Nombre o pseudónimo: M. Vief.
Edad: 15 años.
Nacionalidad: Ecuatoriana

Perdida entre letras.

Días que parecen interminables, pies cansados de caminar sin ningún rumbo, es algo así como una guerra donde solo tienes que luchar contra ti. Porque tú eres tu peor enemigo.

Tristes melodías dentro de tu cabeza, una canción que jamás acaba, muchas palabras en la mente, palabras que no puedes olvidar, todas aquellas promesas que jamás se cumplieron y todas las que intentaste cumplir.  Es como un ruido silencioso, algo que solo tú puedes oír.

Las lágrimas empañan sus ojos y el dolor calla tu voz; la soledad abunda su corazón, la única compañía que pudo conservar. Recuerdos que matan lentamente, amigos que la espalda le dan, se alejan sin decir nada, asustados de su realidad.

Entre tantas líneas escritas, que siempre muestran la verdad desde otro punto de vista, no es nada más que su realidad.  En cada una de esas líneas tú puedes observar lo maravilloso de escribir y la triste soledad.

Aquel que escribe, lo hace solo, pero no siempre con total satisfacción, tan solo a veces, escribe para desahogarse, puede que sea su mayor anhelo, pero eso no quita el dolor del corazón. Aquel que escribe solo, un aplauso le dedico yo, pues sabe que es difícil causar impresión al lector, pero lo hace porque nunca encuentra la razón para detenerse, necesita escribir. Entre tantas lágrimas, siempre una sonrisa se le escapa, esta es la parte más bonita porque olvida lo que le lastima. Tiene muchas heridas que siempre vuelven a sangrar, porque el tiempo la verdad jamás logrará curar.  Entonces no sabía exactamente que sucedía, pero nada le impedía continuar con su vida. Soñar siempre le ha gustado, y no solo le bastaba con cerrar los ojos y dormir, soñaba tanto con algo que cuando lo veía venir, tan solo lo dejaba escapar.

Su compañía era su soledad, triste amiga que más la hundió.

Un corazón latiendo fuerte, una mente desordenada, por más que corría ya era tarde, la depresión se apoderó de ella. En tristeza profunda cayo, ahora varias cosas pudo entender, pero no fue suficiente para evitarlas, no podía detenerlas, se estaba perdiendo cada mañana al despertar cuando al abrir sus ojos, lo primero que veía era lluvia dentro de su habitación.

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!

    1. fer caballero 26/01/2014
    2. Sofia 12/12/2013
    3. M. Vief 11/12/2013
    4. NATALIA 11/12/2013
      • M. Vief 11/12/2013

    Add Your Comment