Un mundo feliz, de Aldous Huxley.

21566578¿Te imaginas un mundo en donde tienes que tomar pastillas para  ser feliz y en donde toda tu vida ya esta decidida desde antes de nacer? 
Primero que nada, este no es un libro común. Necesitas que tus  neuronas funcionen para comprender lo que el autor redacto en esta historia.  Este escrito tiene como propósito motivos mas importantes que solo el de  entretener.
Aldous Huxley imagina una sociedad que utilizaría la genética  y el clonaje para el condicionamiento y el control de los individuos. En esta  sociedad futurista, todos los niños son concebidos en probetas. Ellos son  genéticamente condicionados para pertenecer a una de las 5 categorías de  población. Al parecer todo esta bajo control; sin embargo, hay algunas personas  con muchas inquietudes sobre una vida distinta en libertad.
Lo que más atrajo mi atención fue el comienzo, lo que les  hicieron a los pequeños fue tan inhumano que me llene de odio y quise que al  final los que hicieron eso lo pagaran. Sus personajes son muy complejos y  demasiado impersonales, sin embargo mis personajes favoritos fueron John, Lenina  y Bernard.
John es el personaje más humano del libro. Se refugia en la  literatura y en la religión para aislarse del exterior. Choca con la cultura  civilizada, reclamando el derecho a sufrir, para tener la felicidad como  recompensa.
Bernard Marx  es considerado un traidor, porque traicionó la  confianza que el interventor puso en él con sus opiniones heréticas. Bernard  había dejado de obedecer el Fordismo, tenía una escandalosa vida sexual (por ser  demasiado casto) y se reveló como enemigo de la sociedad al conspirar contra el  orden y la estabilidad.
Lenina Crowne Siempre me la imaginé de cabello corto y rubia,  de ojos verdes y bonita nariz. Es un personaje neutro, carece de personalidad  propia, ésta representa el prototipo de mujer civilizada, le gusta la situación  en la que vive, ha asimilado todas las lecciones hipnopédicas con agrado, se  limita a vivir la vida, sin esperar a su muerte, procurando simplemente “pasar  de largo”.
Mi parte favorita de la historia es cuando florece un pequeño  amor entre Lenina y John que no les diré como acabará.
Es como una curva cóncava: comienza bien, continua reduciendo  su relevancia y llega a un final altivo y trágico.
Destaco de la obra el planteamiento de un  escenario donde el entretenimiento es la base de la felicidad; donde la  predestinación y el condicionamiento son la base de la estabilidad; donde la  comunidad es la negación de la soledad y de la individualidad; donde la  identidad es dependiente de sepultar el pasado; y donde la ciencia es una  quimera de estacionalidad.
Es un claro ejemplo de que las distopías son las  profecías de las sociedades que se rigen por un paradigma científico, de las  sociedades que están enfermas de modernidad.
Por partes, y en general, pareciese que el  escrito toma tintes o, al menos, quiso ser un ensayo o una combinación con este;  no obstante, Huxley nos regala una profecía sobre la posmodernidad que se  proclama en el correr del siglo XIX.
A pesar de haber sido publicado en 1932 es absolutamente  vigente. El autor demuestra que todo intento de dominar a la humanidad está  condenado al fracaso. Para mi es una lectura  imprescindible. Nos presenta una sociedad nihilista y esclava que dividida por  castas inferiores y superiores de una época futurista que el autor plasma en su  utopía, es estremecedoramente reflexiva a nuestros días.
 Un libro muy recomendable que publicado en  tiempos de la Segunda Guerra Mundial es sencillamente sorprendente. Es increíble  la cantidad de cuestionamientos que uno se puede hacer después de leer este  libro. Los paradigmas de “la felicidad”, “modelo de sociedad”, “religión” y  hasta la razón de nuestra propia existencia. Creo que esta obra vale juzgarla  solo por su verdadero contenido y no por su capacidad de entretener. 
Y si tenemos en cuenta en el momento que fue  escrito, con personas que estaban tratando de llevar a cabo una idea  sospechosamente parecida, impresiona.
Lo leí hace unos meses y no recuerdo cuanto me  entretuvo, pero sí que me provocó filosofar.
Puntuación: 5/5
Reseña escrita por: Suga
Edad: 12 años
Nacionalidad: Mexicana

Reseña# 2

Escrito por Adrian Fernández Javalera

Edad: 19 años
Nacionalidad: Mexicano

Imaginen un mundo sin guerras, sin hambre, pobreza o enfermedades, un mundo así sería perfecto y todos podríamos vivir felices. Adouls Huxley lo imagino y plasmo en su gran novela Un Mundo Feliz, una de las grandes obras de la literatura universal y de la ciencia ficción.

En este mundo los humanos son creados en tubos de ensayo y los fetos se desarrollan sobre una banda transportadora. Desde niños son educados de tal manera que acepten sus vidas tal cual les serán dadas, pues la humanidad esta divida en cinco clases jerárquicas que van desde los inteligentes, guapos y fuertes alfas hasta los feos, torpes y totalmente iguales épsilones. En este mundo no hay individualidad, no hay arte, no hay pasiones y todos apaciguan sus problemas con una droga que elimina cualquier pena causando una falsa sensación de éxtasis.

El gobierno mundial dice que la individualidad y las emociones evitan que la gente sea feliz, por lo tanto las han eliminado. Pero, ¿realmente son felices? Esto se lo preguntan los protagonistas, un hombre alfa inconforme con su excelente pero monótono estilo de vida, una mujer alfa que no entiende las dudas e inconformidades de su amante y un joven salvaje abrumado por las maravillas del mundo civilizado.

Este libro, que trata temas muy avanzados para su época, es uno de los mejores exponentes de la ciencia ficción que ha influenciado un sinfín de obras modernas de la ciencia ficción distópica como Matrix, Doce Monos o Los juegos del Hambre, ya sea directa o indirectamente.

Un Mundo Feliz es parte de la llamada Trilogía distópica junto a 1984 de George Orwell y Fahrenheit 451 de Ray Bradbury en el que se describen civilizaciones aparentemente perfectas donde la gente es controlada de tal modo que no les es permitido pensar, todo con el propósito de que vivan felices.

En mi opinión este libro es sin duda uno de los mejores libros que existen y es esencial leerlo si te consideras un fan de la ciencia ficción y la fantasía. No se arrepentirán de leer esta gran obra maestra de la literatura universal.

 

¿QUIERES RECIBIR LIBROS GRATIS EN TU CORREO?

¡Pues únete a una comunidad de más de 10 mil suscriptores!